miércoles, 2 de diciembre de 2009

Un texto para empezar a prepararnos para la Navidad...




Mis queridísimas amigas,

Ya empezamos el mes de diciembre y la cuenta regresiva a la Navidad.

¡Qué época TAN ESPECIAL! Más allá de las creencias de cada una, se percibe en el aire un ánimo distinto al del resto del año...

Las personas parecen más buenas, caritativas, demostrativas, etc. ¿O me equivoco?

Es una fecha en donde estamos más vulnerables y perceptibles a lo que nos dicta nuestro corazón.

Les transcribo la letra de una canción (himno) hermosísimo (léanlo atentamente):

"Jesús en pesebre, sin cuna nació;
Su tierna cabeza en heno durmió.

Los astros brillando, prestaban su luz
al niño dormido, pequeño Jesús.

Los bueyes bramaron y Él despertó,
mas Cristo fue bueno y nunca lloró.

Te amo, oh Cristo, y mírame, sí,
aquí en mi cuna, pensando en Ti.

Te pido, Jesús, que me guardes a mí,
amándome siempre, como te amo a Ti.

A todos los niños, da tu bendición,
y haznos más dignos de Tu gran mansión."

***

Cuando cantamos este himno me es difícil terminarlo sin llorar.

Léan "detenidamente" la letra...

Jesús nació en el lugar MÁS humilde que podía haber; allí donde comían y dormían los animales; No hubo lugar para María y José... ¡NO hubo lugar para Él en otro lado!

Me pregunto y "les" pregunto: ¿Ustedes tienen un lugarcito en sus hogares y sus corazones para Él hoy?

La Navidad en estos tiempos, se caracteriza por las compras y los regalos; pero pensemos más allá... los "regalos" pueden ser cosas NO MATERIALES... visitar a alguien que está solo; un enfermo. Hacer una llamada a alguien que hace mucho que no vemos... Prestar un oído a alguien que necesita hablar...
Llevarle un "pedacito de algo" para comer, a aquel vecino que está sólo...
¡Hay tantas formas de regalar AMOR!

(Bueno, hasta acá pude escribir sin llorar...)

A veces (muchas) nos quejamos de ESTE MUNDO en el que vivimos (¿o no?); de como están las cosas "patas para arriba"...
Un mundo en el que los valores parecen NO existir... donde el RESPETO por el PRÓJIMO y los MAYORES ya no existe...

Pero todo esto lo debemos cambiar nosotros; especialmente NOSOTRAS; NOSOTRAS, las mujeres... que nacemos con el instinto de madre; con AMOR PARA DAR A TODOS...


Navidad es AMOR; AMOR es CARIDAD...

Miremos más allá de nuestro hogar... SIEMPRE hay alguien que está peor que nosotros... EXTENDÁMOSLE UNA MANO a ese "hermano".

Recuerden las palabras de Jesús: "En cuanto lo hicisteís a éstos, uno de mis hermanos, a Mí lo hicisteis" (perdón, no tengo las Escrituras a mano).

Tomémonos el tiempo para "escuchar" lo que nos dicta el corazón; de eso se trata la Navidad.

Hagámosle un "lugarcito" a Jesús en estas fiestas.

Un beso grande a todas.



7 comentarios:

Evelyn dijo...

Muchas gracias por regalarnos este precioso texto. Pasa una estupenda Navidad, piensa que en España hay alguien que te desea lo mejor y que siempre se estará acordando de tí. Besos.

Daniela dijo...

Que lindas palabras monica, espero que tengas una excelente navidad junto a tu familia, te mando un fuerte abrazo a la distancia.

cariños....
................Daniela

Patricia dijo...

Hermoso Minica siempre dejas lindos escritos para reflexionar pero este es especial aa mi me encantan las fiestas pero me gustaria qque la gente realmente se acordara de lo que se celebra y no solo comer y comprar regalos y vestirse bien y despues todos criticando al otro dia estas fiestas tienen que ser diferentes deben servir para darnos cuenta de lo verdadero importante en la vida y recibir a nuesro amado Jesus en nuestros hogares
Gracias por hacernos pensar y compartir tu sabiduria a veces me haces acordar mucho a mi querido viejo y no sigo por que me voy a poner a llorar
besos

beapart dijo...

Hola este himno lo cantamos con los niños en la Primaria, y mis hijos lo saben de memoria, es uno de nuestros preferidos para Navidad, abrazo de SUD a SUD

sandra dijo...

Hola monica como estas, te escribo para saber si el cartero ya paso por tu casa con unas servilletas desde Chile, besos

hanna dijo...

http://caminandoporeltecho.blogspot.com/

Any dijo...

hola Moni
Esta muy bello este relato, demasiado, nos hace reflexionar para esta proximas fiestas decembrinas. Ya que no siempre recordamos a nuestro señor, que es el motivo principal de la navidad, no solo los regalitos.
Un abrazo y que tengas unas bonitas fiestas en union de tu familia