viernes, 6 de marzo de 2009

Foto manualidades, nuevo texto y más...


Hola chicas,

Antes que nada quiero agradecer a las amigas que pasaron y dejaron sus comentarios en mi nuevo blog.

No fueron muchos, pero espero que se vayan animando.

Si entran verán que YA HAY ALGO... http;//vosqueharias.blogspot.com

El Intercambio Amistoso va "viento en popa"; recuerden que hay tiempo hasta el 15 de este mes.

Como en el Intercambio del Día de Brujas, las parejas serán "cerradas", o sea se regalan entre sí, ya que de esa forma es más fácil para todas.

Hasta el momento serían "8" parejas.

Les dejo un texto para que lean y unas fotitos de algunos trabajitos que hice (las fotos no son muy buenas, lamentablemente).

¡Un beso a todas!



Cajita de madera pintada con florcitas en porcelana fría.


Portarretrato con porcelana fría


Otro (en la foto original está bien, pero al bajarlo sale de costado :()

Y ahora, el texto... Tal vez ya lo haya publicado, pero vale la pena repetirlo, aún si ya lo hice.


LA ROSA ROJA

Un día, en el que una tormenta caía con mucha fuerza y estruendo, encontré refugio bajo una cornisa a la entrada de una casa. Ví entonces una pequeña rosa roja, golpeada y encorvada por las grandes gotas de agua que constantemente lA azotaban; y a pesar de esto no se rompía, sino que soportaba con increíble resistencia el gran embate de la lluvia y cada uno de sus golpes; manifestado en grandes y pesadas gotas de agua.

Me sorprendí al ver como a pesar del viento y lluvia, la pequeña rosa soportaba el gran castigo, sin ceder ni un ápice. En muchos momentos, pensé verla caer, derrotada por la furia del agua, mas sin embargo, volvía a enderezar su ya doblado tallo por la lluvia.

Al pasar la lluvia, y ver como el sol salía de entre las oscuras nubes, noté con asombro como la pequeña y frágil rosa, estaba aún en su lugar, con su tallo erguido hacia el cielo, mostrando con orgullo sus bellos pétalos rojos, en señal de su victoria ante las fuerzas de la misma naturaleza, a la cuál pertenece.

Esto me hizo reflexionar acerca de mi vida; pues al recordar como la indefensa rosa luchaba por seguir en pié ante la tempestad, y después de observar cuán dura había sido su lucha, me recordó las dificultades que había tenido en mi vida, y de como muchas veces, había sentido que ya no podía mas...

La misma me enseñó una lección al verla en pié y victoriosa...
¡Que debemos luchar con todas nuestras fuerzas aún en la más fuertes de las tormentas, porque si bajamos los brazos, la misma nos vencerá!

Si "ella" pudo mantenerse en pie ante semejante tempestad, yo también puedo hacerlo si lucho con todo lo que tengo y me aferro a la vida misma...

Desde entonces no dejo que nada me asuste,atemorice o desanime, y cada vez que siento desfallecer; recuerdo aquella pequeña rosa roja, la cuál me mostró cuánto valgo y lo duro que he de pelear en este mundo.

***

Mantengámonos erguidos y firmes para que cuando venga la tormenta no nos encuentre con la guardia baja...


Yo trato de NO bajar la guardia, pero a veces cuesta, no lo voy a negar...

Besos,

Mónica

4 comentarios:

Miriam dijo...

Que hermoso relato!!! Y vaya si cuesta seguir erguida, pero siempre hay un motivo para pechar con fuerza para adelante. Un abrazo, me voy a espiar tu otro blog.

Mari Carmen dijo...

Hola Mónica!, gracias por dejarme un mensajito, y así poder conocerte, se nota que tienes una gran sensibilidad, las cajitas te han quedado muy bonitas, y el relato es una gran verdad, tenemos que seguir siempre hacia delante sin desfallecer,seguiré leyendo esos cuentos que la verdad me encantan, un besito y espero nos sigamos escribiendo.

SOFIASOL dijo...

Siempre paso pro tu bloggggggggggg!!!!!!! a veces no dejo comentario pero estoy atenta a lo que decis, te dejo beso grnade!!!

Aldhanax Swan dijo...

Te dejé un regalito en mi blog.. :)